Cajas-cunas de cartón españolas

Hace unos meses hablábamos en esta misma “pantalla” de las cajas cuna de cartón finlandesas. Explicábamos que en origen fueron un obsequio que empezó a repartirse en 1938 en el país nórdico y que, al principio, era sólo para familias con bajos recursos. Esto cambió en 1949 cuando empezó a repartirse a todas las futuras madres. Para obtener la caja era obligatorio visitarse por un médico y asistir a una clínica pública prenatal antes de los cuatro meses de embarazo.

Hace un tiempo una pareja española María y Rubén conocieron la historia de esta caja-cuna cuando estaban esperando su primer hijo. Quedaron maravillados, pues realmente se dieron cuenta de que hacía falta muy poco para criar a un bebé sano y feliz. Lo primero que se propusieron fue encontrar el modo de hacerse con una de estas cajas-cuna de cartón finlandesas.

La pareja dio muchas vueltas para encontrar una puesto que en España no se comercializaban estas cajas-cunas de cartón. Por ello decidieron embarcarse en el proyecto de hacer posible las cajas-cuna de cartón españolas. “Pensamos en diseñar una caja similar a la finlandesa -comentan- para que se vendiera en España y dar así la oportunidad a los padres que quisieran comprarla para sus bebés, de hacerlo de forma cómoda y sin los gastos de envío que supone comprarla fuera del país”

La caja-cuna de cartón Suvituuli es muy útil para que los bebés duerman en ella hasta los cuatro o cinco meses, después puede utilizarse para guardar ropa o juguetes

Tras meses de trabajo y esfuerzos María y Rubén pudieron hacer realidad su sueño de crear su propia caja finlandesa, gracias también al diseñador Diego Mir. El resultado fue Suvituuli, que en finlandés significa “viento fresco de verano”, una caja sobria pero cálida, colorida, alegre y confortable, en la que los bebés pueden dormir hasta los cuatro o cinco meses.

Ventajas de una caja-cuna de cartón

Según sus creadores las ventajas de utilizar este tipo de cuna son muchas:

  1.  Al ser pequeñas ofrecen al bebé un espacio reducido que le proporciona protección y seguridad.
  2. La caja de cartón puede ser utilizada también como cambiador si la tapamos.
  3. Es ligera y fácil de transportar por lo que nos la podemos llevar de viaje.
  4. Una vez nos deje de ser útil como cuna, la caja de cartón puede ser utilizada para guardar ropa o juguetes del bebé.
  5. Al ser el cartón un material fácilmente reciclable y de bajo coste, esta cuna es totalmente ecológica y económica.