Comparativo ambiental entre envases de cartón ondulado y de plástico

El Instituto para la Producción Sostenible hizo un estudio comparativo entre envases de cartón ondulado y de plástico reutilizable para el transporte internacional de frutas y verduras a los principales países europeos, un sector clave en el que, recordémoslo, España es líder en Europa.

El estudio hace un comparativo entre la Huella de Carbono de las cajas de cartón ondulado y el plástico para determinar su mayor o menor sostenibilidad, teniendo en cuenta su fabricación, todos los subprocesos asociados al transporte, y demás etapas de su ciclo de vida; la medida y el cálculo de las emisiones de CO2 equivalente en cada una de esas etapas, hasta la medida en que influyen factores como la distancia, o el ligado al tratamiento final del envase y al número de usos, con sus correspondientes análisis de sensibilidad.

Cuando cuantificamos la sostenibilidad de un envase y su impacto ambiental, el envase de cartón ondulado aparece como claro ganador.

Entre las conclusiones del trabajo, se expone que la utilización de cajas de cartón en lugar de cajas de plástico en la exportación hortofrutícola supone un ahorro de CO2 en cifras que oscilan entre un mínimo de un 25% para el caso extremo de 50 rotaciones en el uso de cajas de plástico, y un máximo de ahorro cercano al 50% en el caso más frecuente de reutilización de la caja de plástico, 20 veces.

El plástico se obtiene a través de una materia no renovable, el petróleo, mientras que el cartón ondulado procede del papel reciclado y de la madera, que destacan por ser elementos biológicos, renovables, reciclables y biodegradables. El plástico tarda mucho tiempo en degradarse, en la mayoría de las ocasiones formando microplásticos que contaminan  cada vez más nuestros mares y oceanos.

Bastaría observar la legislación en España, en la que la Ley de Residuos define desde 2011 como envases sostenibles aquellos “fabricados con materias primas renovables, reciclables y biodegradables”, citando expresamente los ejemplos del papel y el cartón ondulado.

En este sentido, la legislación internacional ya ha comenzado a poner límites al uso desenfrenado del plástico en nuestra vida cotidiana. Esto no implica que algunos de estos materiales plásticos no sean necesarios para determinados usos, pero es a la hora de elegir, cuando debemos apelar a la responsabilidad y apostar por materiales alternativos más ecológicos como las cajas de cartón ondulado.